Actualidad

Buscando generar experiencias únicas a sus visitantes, El Tesoro abrió un refugio para mariposas y polinizadores en Medellín

17 febrero 2022

En su apuesta por generar experiencias memorables a sus visitantes y promover prácticas sostenibles con el medio ambiente, El Tesoro parque comercial en alianza con Metamorfosis, Tesoro Encantado y Ponto Hair Club, abrió las puertas de un nuevo santuario para mariposas y polinizadores en la capital antioqueña.

“El mariposario es una innovación en un centro comercial y una iniciativa que llega como un nuevo servicio a esta pequeña ciudad que es El Tesoro. Un lugar donde nuestros visitantes encuentran todo lo que necesitan, desde hacer compras, tener citas médicas, disfrutar de los distintos eventos, hasta experiencias como esta en la que tendrán contacto con la naturaleza y a su vez entender el rol tan importante de los polinizadores para la humanidad”, aseguró Andrea González Ospina, Directora de Mercadeo y Comunicaciones de El Tesoro.

Los visitantes pueden realizar el recorrido por el refugio los días martes, jueves y sábado a las 11:00 a.m., con una duración de 40 minutos en el que además aprenden del proceso transformación de las mariposas, la polinización y detalles de las más de 20 especies han decidido vivir en los jardines de El Tesoro. El recorrido no tiene costo, las personas interesadas deben inscribirse a través del formulario virtual.

Un hospedaje de más de 7.500 plantas que seguirá creciendo

En el año 2021 inició el proceso de siembra de flores (verbenas, girasoles, margaritas y pentas) que dan de comer a las mariposas; y plantas que las hospedan: asclepsias, donde las monarcas ponen sus huevos; blechum, planta rastrera y fuente de alimentación de cuatro especies; tomate de árbol, lulo de monte y borracheros para atraer la familia de las mariposas de alas de cristal; pasifloras para las mariposas coloridas conocidas como heliconidos, entre otras.

“Las mariposas en el ecosistema juegan un papel importantísimo como polinizadores, también son la fuente de alimento de muchos otros animales. Las mariposas son un bioindicador. Su presencia indica que un lugar tiene una serie de características ambientales positivas que no solo las atrae a ellas, sino a otros polinizadores como aves y abejas. Las mariposas nos hacen felices. Son coloridas y alegres, le dan otra dimensión a los jardines que dejan de ser estáticos para convertirse en lugares donde la vida prolifera”, explicó Juan Esteban Arango, propietario Metamorfosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Iniciar Sesión