Experiencias

Atlantis para la Guajira, una iniciativa de gran impacto

21 diciembre 2021

Desde el 2016 el Centro Comercial Atlantis viene trabajando en su proyecto de responsabilidad social Atlantis para la Guajira, en el que ha destinado recursos de navidades pasadas para regalar agua y nutrición a niños y comunidades indígenas de Onolaulia y Totopana en Manaure y los Síchichon, de Riohacha, beneficiando a cerca de 500 niños, y por lo menos 180 personas adultas más con varios proyectos para llevar agua, nutrición y huertas comunitarias, garantizando bienestar y sonrisas para estas poblaciones tan afectadas por la desnutrición, violencia y olvido. La última entrega del proyecto acaba de hacerse efectiva en octubre de 2021.

La campaña ha sido un esfuerzo continuo de cinco años donde en los primeros dos, e iniciando en 2016, el centro comercial destinó recursos navideños para generar un proyecto que diera alegría, bienestar y progreso a tres comunidades indígenas en la Guajira.

Y no estuvieron solos. La apuesta no solo generó la respuesta positiva de sus compradores, al visitar a Atlantis con más amor para sus compras, e incluso hacer donaciones, sino que se unió también Plaza Central Centro Comercial.

Impactos llenos de vida, sonrisas y amor

Los recursos sirvieron para firmar con la Fundación Agua y Vida del Cerrejón un pacto para el estudio, diseño y construcción de un sistema de abastecimiento de agua subterránea a través de un molino de viento en la comunidad indígena de Onoloulia, en el corregimiento de Mayapo, municipio de Manaure, departamento de La Guajira, que fue entregado completamente equipado en octubre de 2021, y que le permitirá a esta comunidad tener agua para uso doméstico y consumo animal.

Otro de los grandes avances de este proyecto fue la firma de un convenio con la Fundación Lovenet, para apostarle a una solución real para cerca de 500 niños en materia nutricional, a partir de un complemento denominado Meal Pack, desarrollado en Estados Unidos, con una fórmula que satisface las necesidades nutricionales y que se prepara solo adicionando agua.  Un producto que además es muy conveniente para la zona donde hay deficiencias para conservar alimentos o que lleguen estos a zonas apartadas.

Los niños beneficiados estuvieron en el rango de 4 a 17 años, y han sido estudiantes de las escuelas de estas poblaciones, que por tres años recibieron este poderoso complemento, avalado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), aportando sustancias orgánicas e inorgánicas vitales para la salud humana, con 36 nutrientes básicos, sumando esfuerzos de manera decidida al problema de malnutrición en la Guajira. De hecho, y mientras se construía el molino de viento para abastecer de agua a la comunidad, Atlantis siguió con la camiseta puesta, donando agua a través de un convenio con la empresa que provee tanques de agua en la zona, donde se almacenó el precioso líquido.

Incluso, en esas escuelas donde se realizó la entrega periódica y ordenada del complemento nutricional para los pequeños, también Atlantis y sus aliados aportaron trabajos de adecuación y mejoras en la zona de Síchichon.

Los recursos también sirvieron para crear una gran huerta para que las comunidades tengan alimentos y se incentive la agricultura sostenible. Atlantis donó todo el equipamiento para armarla y los sistemas de riego, cuyos materiales fueron transportados hasta la zona por la Policía Nacional, para lograr que los recursos no terminaran solo en el costo de llevarlos.

Hoy, ya armada la huerta y entregada también en octubre de 2021, está en proceso para que la comunidad empiece la siembra de productos típicos de la región como fríjol, melón o sandía, usando el agua que ya produce el molino.

Un proyecto real del aporte de Atlantis y sus aliados, para que las comunidades, puedan ser iluminadas con sonrisas y soluciones reales para sus necesidades básicas más apremiantes, impulsando su bienestar y futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Iniciar Sesión