Experiencias

Premium Plaza, más allá de ser Pet Friendly

Parte de la gestión realizada por el Centro Comercial Premium Plaza de Medellín se enfoca en la Responsabilidad Social que va desde los temas medioambientales hasta el impacto en fundaciones que atienden poblaciones vulnerables con necesidades especiales.

Uno de estos lugares es la Fundación el Hogar de Alicia, ubicada en el municipio de Caldas, Antioquia, este es un espacio que alberga más de 500 animales entre perros y gatos que han sufrido situaciones de abandono, abuso y maltrato. Alicia, su directora junto con su familia ha dedicado su vida a rescatar, recuperar y entregar en adopción a estos animales, muchos de ellos con características que los hacen de difícil adopción.

El Centro Comercial Premium Plaza, sensible ante esta problemática y conociendo que en la actualidad las mascotas son parte integral de las familias, quiso ir más allá de ser solo un lugar Pet friendly, aportando un granito de arena a esta bella labor. Así, junto con un grupo de empleados se realizó una jornada de donación y voluntariado en la que se logró instalar un techo para una zona dedicada al compostaje de los desechos de los animales, espacio que la Fundación tenía en desuso debido a una fuerte temporada de lluvias que afectó el Municipio y terminó por dañar por completo el tejado que cubría este lugar.

En esta labor fueron instaladas más 80 tejas aptas para soportar las lluvias en una zona que suma 90 m2.

Así mismo, se entregaron elementos como escritorios, tapetes y concentrado para uso del Hogar de Alicia que fueron recibidos con todo el cariño de cientos de peluditos que reciben una mejor calidad de vida en esta organización.

Gracias a la voluntad de servicio de Premium Plaza y con el aporte de la Granja, marca ubicada dentro del Centro Comercial, la Fundación, nuevamente, puede hacer uso eficiente de su zona de compostaje en la que generan abono para los cultivos que tienen sembrados y de los que depende la alimentación de las personas que viven y operan este lugar. La mayor recompensa fue ver las sonrisas de estas personas incansables y el cariño de estos animales que sacudiendo sus colas y levantando sus orejas agradecieron todo el amor entregado en esta jornada.

Deja un comentario