Entrevista

“La industria tiene que aprovechar esta oportunidad única para evolucionar” Jorge Lizan

Con más de dos décadas de experiencia en el sector de centros comerciales y retail, Jorge Lizan, director general de Lizan Retail Advisors, comparte con Punto Comercial cómo avanza el proceso de reactivación de la industria en América Latina y cuáles son los principales aprendizajes y desafíos que el COVID-19 le ha planteado.

¿Cómo percibe el proceso de reactivación de la industria de centros comerciales en América Latina?

Realmente es muy prematuro para poder dar una respuesta clara. Al 15 de junio, aún hay pocos centros comerciales reabiertos en la región. En Brasil aproximadamente la mitad de los centros comerciales han reabierto, en Colombia se estima que el 95% de los centros comerciales ya deben de haber reabierto. En otros países ha habido algunas reaperturas, tales como Argentina, Venezuela, Curaçao, etc. En Chile reabrieron algunos centros comerciales en Santiago abrieron pero tuvieron que volver a cerrar. Pero prácticamente todos los centros comerciales de México y Centroamérica aún permanecen cerrados. Las reaperturas se han dado sin inconvenientes, los desarrolladores han implementado todas las medidas de seguridad e higiene, y los clientes lo están recibiendo muy bien.

¿Cómo cambiará la relación entre propietarios y arrendatarios en el centro comercial después de la pandemia?

La relación realmente no debería de cambiar, sino evolucionar. En el futuro, tanto los propietarios de los espacios como los arrendatarios deberían de colaborar más, en lugar de trabajar en “silos”. En el muy largo plazo los negocios tanto de los retailers como de los desarrolladores deberían de “fusionarse” en uno solo. De alguna manera, los retailers deberían cada vez más participar del negocio inmobiliario y los desarrolladores cada vez más deberían de participar del negocio de retail, algo que aún es difícil de lograr.

En respuesta a la función social por la que se han caracterizado los centros comerciales en Latinoamérica ¿qué nuevas dinámicas les esperan a los visitantes de los shoppings en la “nueva normalidad”?

Los centros comerciales en Latinoamérica seguirán siendo “la plaza del pueblo” en muchos casos, un lugar que la gente siente como parte de ellos, como su “casa”. Los clientes necesitan sentirse seguros para poder regresar a los centros comerciales, por lo que no solo es necesario implementar medidas de seguridad e higiene sino también comunicarlo a los clientes y hacerlos sentir tan seguros como en sus casas.

“No solo es necesario implementar medidas de seguridad e higiene sino también comunicarlo a los clientes y hacerlos sentir tan seguros como en sus casas”. Jorge Lizan.

¿Qué papel jugará la aceleración en la adopción del comercio electrónico producto de la pandemia en la reconfiguración de los negocios?

Un papel muy importante, el comercio electrónico había estado creciendo a “dobles dígitos” en los últimos años, pero la aceleración al crecimiento que han tenido durante la cuarentena es sin precedentes. Obviamente ese pico en ventas logrado entre marzo y junio no se mantendrá por el resto del año, pero los clientes cada vez más se sienten cómodos comprando en línea, y algunos segmentos como la compra de supermercados seguirá siendo alta. Pero de cualquier manera, el comercio electrónico no sustituirla al comercio físico en Latinoamérica en el corto plazo, pero no concibo ningún retailer en el futuro que no tenga una estrategia multicanal.  

¿Qué oportunidades han encontrado los centros comerciales y el retail en medio de la crisis?

Los centros comerciales tendrán que adaptarse a la nueva realidad. Hasta antes del COVID-19 a los centros comerciales les había costado trabajo adaptarse a la realidad de la multicanalidad. Los centros comerciales fueron concebidos como un negocio inmobiliario y no evolucionaron con los cambios a los que los retailers iban adoptando. El COVID-19 ha obligado a los desarrolladores a por fin evolucionar, pero lo han tenido que hacer en dos meses en lugar de dos décadas. El COVID-19 también normalizará un poco la industria, la cual ya se había salido de control en cuanto a niveles de renta y “key money” en algunas ubicaciones.

¿Cuáles serán los aspectos más relevantes para avanzar como industria en el escenario post Covid-19?

Lo más importante es entender que todo ha cambiado, que las cosas serán diferentes y que hay que adaptarnos o morir. El COVID-19 ha afectado prácticamente todas las actividades económicas, pero el impacto que ha tenido en la industria del retail y centros comerciales ha sido brutal; la industria tiene que aprovechar esta oportunidad única para evolucionar, para cambiar los paradigmas en la cual ha estado basada por los últimos 65 años y en cambiar el modelo de negocios en el cual está basada. O cambia ahora o muere, no habrá muchas nuevas oportunidades en el futuro cercano.

Finalmente, ¿qué mensaje les daría  a los gerentes y administradores de la industria colombiana de centros comerciales?

El modelo de la industria en Colombia venía evolucionando desde hace 15 años, y la evolución iba acelerándose constantemente. El COVID-19 ha puesto las condiciones perfectas para que se dé la transición total hacía un modelo internacional. La propiedad horizontal es cosa del pasado. El futuro de la industria de centros comerciales en Colombia se ve muy diferente, pero es promisorio.

Deja un comentario