Seguridad

Alarmas silenciosas y las ventajas de su uso discreto.

Todas las alarmas tienen un objetivo común, dar aviso de una situación de emergencia o una posible coacción. El método de funcionamiento de las alarmas silenciosas es bastante similar al de las alarmas convencionales. Estos equipos también son capaces de detectar el movimiento y envían una señal a la central receptora de alarmas para avisar que en el sitio hay alguien, aunque las sirenas no estén sonando.

Las alarmas silenciosas ofrecen un beneficio extra: no sólo avisan, sino que el intruso no sabe que la alarma ha sido activada.  Por ende, el individuo permanece tranquilo y de esta manera se puede evitar  que los ladrones lleguen a usar la violencia con posibles rehenes en el  lugar al percatarse del sonido de las sirenas,  lo cual lo mantendrá un poco más  pacífico mientras la empresa de seguridad correspondiente acude a averiguar qué ha sucedido. Esta característica es especialmente útil para comercios y negocios, ya que es donde más situaciones de este tipo se producen.

Es importante tener en cuenta que se debe ofrecer una  formación constante a empleados para que entiendan la importancia y su forma de uso, que estas generan toda una activación de protocolos internos de la empresa de seguridad  y su uso inadecuado puede ser inútil e incluso fatal si no se utiliza correctamente.

Tipos de alarmas silenciosas:

Botón de pánico

A diferencia de la alarma anti-atraco, esta no se usa para indicar un robo sino que ayuda a las personas activar una alarma  que permite que un individuo bajo coacción pueda solicitar ayuda  de forma rápida y silenciosa, implica alertar a la central receptora de que se está  teniendo una situación de emergencia o una amenaza de vida.

Los botones de pánico se utilizan cuando es arriesgado o inseguro solicitar ayuda de otra manera, como es el caso,  de una persona agresiva que se  encuentra en  un local comercial, ante esa situación  no es conveniente hacer llamadas  para pedir ayuda. Por seguridad de los empleados, el botón de pánico puede proporcionar una manera rápida y práctica ayuda sin llamar la atención.

Alarmas anti atraco

Las alarmas anti-atraco son alarmas silenciosas que cuentan con un botón similar al de pánico ubicados en distintos sitios estratégicos alrededor del lugar protegido como debajo de un mostrador, en un cajón, al lado del teclado, debajo del escritorio entre otros  lugares fuera de vista,   o se puede activar por medio de  un dispositivo (botones, pedales, llaveros, colgantes, etc.) una vez pulsado por más de tres segundos avisa que se está produciendo un atraco a la central receptora y en algunos casos directamente a la policía.  Esta solo se activa si un usuario de la alarma activa el dispositivo manualmente  con la intención de alertar a la central de que se está produciendo un hurto.  De ahí la importancia del uso adecuado de estos sistemas.

Los sistemas de alarma silenciosa son perfectos para cualquier establecimiento comercial ya que el tránsito de personas en estos sitios es fluido y siempre hay que estar prevenidos.

Alarmas Anti coacción

Las alarmas anti-coacción, es otro tipo de alarma silenciosa, esta se activa cuando los usuarios introducen un código de emergencia en el sistema de la alarma.  Este código es distinto a los códigos de activación y desactivación, lo que genera que  el  sistema de alarma puede aparecer desactivado y sin embargo, alerta a la central de que el usuario de la alarma está siendo obligado a desactivarla en contra de su voluntad.

Este tipo de alarma es usado por lo general cuando la víctima se siente en peligro extremo y considera necesaria la intervención de la policía de manera inmediata.

Una buena alarma silenciosa es la  te ayuda a proteger la integridad de las personas. Existen varios tipos como los mencionados y su efectividad depende del buen uso que se le dé.   Sin duda, las alarmas silenciosas son perfectas para evitar agresiones o  robos en cualquier tipo de negocio. Sobre todo en sitios que  por razones de seguridad requieren de discreción y cautela.

Deja un comentario